Biografía de Rajmáninov

Presenta: Biografía de Serguéi Vasílievich Rajmáninov


Indice temático

Información personal.
Principales Obras.
Legado e importancia.
Entrevistas y vídeos.


1. Información personal: 

Nombre: Serguéi Vasílievich Rajmáninov.
Nace: 1 de abril de 1873, Starorussky Uyezd, Imperio Ruso.
Muere: 28 de marzo de 1943 (69 años), Beverly Hills, California, Estados Unidos.
Escuela: Alumno de Nikolái Zverev, Antón Arenski, Serguéi Tanéyev, Aleksandr Ziloti. Asistió a Conservatorio de San Petersburgo y al Conservatorio de Moscú.
Género: Ópera, Sinfonía y música clásica.


Empezó a recibir clases de piano y música organizadas por su madre a los cuatro años. Ella notó su capacidad para reproducir pasajes de memoria sin una nota equivocada. Al escuchar las noticias del don del niño, Arkadi sugirió que contratara a Anna Ornatskaya, maestra y recién graduada del Conservatorio de San Petersburgo, para que viviera con la familia y comenzara la enseñanza formal. Rajmáninov dedicó su composición para piano «Spring Waters» de 12 Romances, op. 14 a Ornatskaya.

En 1885, Rajmáninov sufrió una pérdida mayor cuando su hermana Yelena murió a los dieciocho años de anemia perniciosa. Ella era una importante influencia musical para Rajmáninov, quien le había presentado las obras de Piotr Ilich Chaikovski.

(Rajmáninov con 10 años de edad)

En el otoño de 1885, Rajmáninov se mudó con Zvérev y permaneció casi cuatro años, durante los cuales se hizo amigo de su compañero Aleksandr Skriabin.​ Después de dos años de clases, Rajmáninov, de quince años, recibió una beca Rubinstein y se graduó en la división inferior del Conservatorio para convertirse en alumno de Ziloti en piano avanzado. El entorno tranquilo y bucólico se convirtió en una fuente de inspiración para el compositor que completó muchas composiciones mientras estaba en la finca, incluida su op. 1, el Concierto para piano n.º 1, que dedicó a Ziloti, en julio de 1891. También ese año, completó la Sinfonía Juvenil de un sólo movimiento y el poema sinfónico Príncipe Rostislav.

Durante su último año en el Conservatorio, realizó su primer concierto independiente, donde estrenó su Trio élégiaque n.º 1 en febrero de 1892, seguido de una presentación del primer movimiento de su Concierto para piano n.º 1 un mes después.

(Nikolái Zvérev con sus alumnos. De izquierda a derecha: Samuelson, Aleksandr Skriabin, Leonid Maximov, Serguéi Rajmáninov, Cherniáyev, Fiodor Kioneman y Matvéi Pressman)

Al graduarse, continuó componiendo y firmó un contrato de publicación de 500 rublos con Gutheil, en virtud del cual AlekoDos piezas (op. 2) y Seis canciones (op. 4) se encontraban entre las primeras obras publicadas.

Rajmáninov entró en un declive tras la muerte de Piotr Ilich Chaikovski. Carecía de la inspiración para componer y la dirección del Gran Teatro había perdido interés en exhibir a Aleko y lo había eliminado del programa.​ Para ganar más dinero, volvió a dar clases de piano​ y, a finales de 1895, acordó una gira de tres meses por Rusia con un programa compartido por la violinista italiana Teresina Tua. La gira no fue agradable para el compositor y se retiró antes de que terminara, sacrificando así sus honorarios de interpretación.

En septiembre de 1895, antes de que comenzara la gira, completó su Sinfonía n.º 1 (op. 13), una obra concebida en enero y basada en los cánticos que había escuchado en los servicios de la Iglesia ortodoxa rusa.

(Rajmáninov junto a sus compañeros y su profesor en 1892)

Su suerte dio un giro después del estreno de su Sinfonía n.º 1, el 28 de marzo de 1897, en una de las series de conciertos sinfónicos rusos dedicados a la música rusa. Debido a la mala reacción que recibió, la pieza no se interpretó durante el resto de su vida, pero la modificó en un arreglo para piano a cuatro manos en 1898.

Cayó en una profunda depresión que duró tres años, durante los cuales tuvo un bloqueo del escritor y casi no compuso nada. Se ganaba la vida dando clases de piano.​ Savva Mámontov, un industrial ruso y fundador de la Compañía de Ópera Privada de Moscú, ofreció a Rajmáninov el puesto de asistente de director para la temporada 1897-1898. El 12 de octubre de 1897, el compositor, con escasez de fondos, aceptó la dirección de Sansón y Dalila de Camille Saint-Saëns como su primera ópera.​ A finales de febrero de 1899, Rajmáninov intentó componer y completó dos piezas cortas para piano, Morceau de Fantaisie y Fughetta en fa mayor.

(Rajmáninov en 1897, el año en que se estrenó su Sinfonía n.º 1)

Para 1900, Rajmáninov se había vuelto tan autocrítico que, a pesar de los numerosos intentos, componer se había vuelto casi imposible. Su tía luego sugirió ayuda profesional, después de haber recibido un tratamiento exitoso de un amigo de la familia, médico y músico aficionado Nikolái Dahl, al cual Rajmáninov estuvo de acuerdo sin oponer resistencia.​ Entre enero y abril de 1900, se sometió a sesiones de hipnoterapia y psicoterapia con Dahl a diario, específicamente estructuradas para mejorar sus patrones de sueño, estado de ánimo y apetito, y reavivar su deseo de componer.

Ese verano, sintió que «comenzaron a surgir nuevas ideas musicales» y reanudó con éxito la composición.​ Su primera obra completa, el Concierto para piano n.º 2, lo terminó en abril de 1901 y se lo dedicó a Dahl. Después del segundo y tercer movimiento estrenado en diciembre de 1900 con Rajmáninov como solista, la pieza completa se interpretó por primera vez en 1901 y fue recibida con entusiasmo.

(Aleksandr Ziloti y Rajmáninov)

En medio del éxito de su carrera profesional, Rajmáninov se casó con Natalia Satina el 12 de mayo de 1902 después de un compromiso de tres años. Al regreso de su luna de miel, se establecieron en Moscú, donde tuvieron dos hijas, Irina Sergeievna Rajmáninova (1903-1969)​ y Tatiana Sergeievna Rajmáninova (1907-1961). En febrero de 1903 había completado la composición de piano más grande de su carrera en ese momento, las Variaciones sobre un tema de Chopin (op. 22).

En 1904, en un cambio de carrera, Rajmáninov acordó convertirse en el director de orquesta en el Teatro Bolshói durante dos temporadas. Se ganó una reputación contradictoria durante su tiempo en el cargo, impuso una estricta disciplina y exigió altos estándares de desempeño. Influido por Richard Wagner, fue pionero en el arreglo moderno de los músicos de orquesta en el foso y la costumbre moderna de estar de pie mientras dirigía. También trabajaba con cada solista por su parte, incluso acompañándolos al piano.​ El teatro acogió el estreno de sus óperas El caballero avaro y Francesca da Rimini.

(Rajmáninov junto a los participantes en el estreno de Francesca da Rimini de 1906)

En noviembre de 1906, Rajmáninov y su familia, cada vez más descontentos con la agitación política en Rusia y necesitando el aislamiento de su animada vida social para poder componer, se marcharon de Moscú a Dresde (Alemania). A pesar de los períodos ocasionales de depresión, apatía y poca fe en cualquiera de sus obras,​ Rajmáninov comenzó su Sinfonía n.º 2 (op. 27) en 1906, doce años después del desastroso estreno de su primera sinfonía. Su actuación como solista en su Concierto para piano n.º 2 con una repetición de su Preludio en do sostenido menor fue un éxito triunfal.

El día en que comenzó la Revolución de Febrero de 1917 en San Petersburgo, Rajmáninov realizó un recital de piano en Moscú en ayuda de los soldados rusos heridos que habían luchado en la guerra. Dos meses más tarde, visitó Ivanovka, donde encontró la casa en un caos después de que un grupo de miembros del Partido Social-Revolucionario se apoderara de ella como propiedad comunal propia.​ A pesar de haber invertido la mayor parte de sus ganancias en la finca, Rajmáninov se fue después de tres semanas y prometió no volver nunca.

(Rajmáninov al piano, circa 1936)

En medio de tal confusión, recibió una oferta inesperada para realizar diez recitales de piano en Escandinavia, lo cual aceptó de inmediato y lo usó como excusa para obtener rápidamente los permisos para que su familia saliera del país.Durante su gira escandinava, recibió tres ofertas de Estados Unidos: convertirse en director de la Orquesta Sinfónica de Cincinnati durante dos años, dirigir 110 conciertos en 30 semanas para la Orquesta Sinfónica de Boston y dar 25 recitales de piano.​ Las rechazó todas, preocupado por tal compromiso en un país que apenas conocía y del que tenía pocos buenos recuerdos de su gira debut en 1909. No podía pagar los gastos de viaje, pero su suerte cambió cuando el banquero ruso y compañero emigrado Aleksandr Kamenka accedió a darle un préstamo por adelantado para el viaje.El 1 de noviembre de 1918, la familia embarcó en el SS Bergensfjord en Oslo (Noruega) con destino a la ciudad de Nueva York.

En 1920, firmó un contrato de grabación con Victor Talking Machine Company, lo que le permitió obtener unos ingresos muy necesarios y comenzó una larga asociación con RCA. Su primera visita a Europa desde que emigró a Estados Unidos ocurrió en mayo de 1922, con conciertos en Londres. En 1924, rechazó una invitación para convertirse en director de la Orquesta Sinfónica de Boston.​ Al año siguiente, tras la muerte del marido de su hija Tatiana, fundó TAIR, una editorial parisina que lleva el nombre de sus hijas y se especializa en obras suyas y de otros compositores rusos.

(Serguéi Rajmáninov en su casa de campo de Nueva Jersey en 1923)

A principios de 1942, su médico le recomendó que se trasladara a un clima más cálido para mejorar su salud tras padecer esclerosis, lumbalgia, neuralgia, presión arterial alta y dolores de cabeza. Después de completar sus últimas sesiones de grabación en estudio en febrero, el compositor y su esposa abortaron una mudanza a Long Island, ya que expresaron un mayor interés en trasladarse a California.

Decidió que la próxima temporada de conciertos de 1942-1943 sería la última, para dedicar su tiempo a la composición. La gira comenzó el 12 de octubre y el compositor recibió muchas reseñas positivas de los críticos a pesar del deterioro de su salud. En febrero de 1943, se quejó de tos persistente y dolor de espalda y un médico le diagnosticó pleuritis y le advirtió de que un clima más cálido le ayudaría a recuperarse. Optó por seguir con la gira, pero se sintió tan enfermo durante sus viajes a Florida que se cancelaron las fechas restantes y regresó a California en tren, donde una ambulancia lo llevó al hospital. Fue entonces cuando le diagnosticaron una forma agresiva de melanoma.

(Serguéi Rajmáninov en 1929, a bordo del Great Northern Railway)

Su último recital, realizado el 17 de febrero en el Alumni Memorial Gymnasium/Auditorium en la Universidad de Tennessee en Knoxville, incluyó la Sonata para piano n.° 2 de Frédéric Chopin. Su salud se deterioró rápidamente en la última semana de marzo. La comida lo repugnaba, tenía dolores constantes en los brazos y los costados y le costaba cada vez más respirar. El 26 de marzo, el compositor perdió el conocimiento y murió dos días más tarde, cuatro días antes de cumplir setenta años. ​ En su testamento, indicaba que deseaba ser enterrado en el cementerio Novodévichi de Moscú, al igual que Skriabin, Tanéyev y Antón Chéjov, pero debido a su ciudadanía estadounidense no se pudo realizar su última voluntad.

(La tumba de Serguéi Rajmáninov en el Kensico Cemetery de Valhalla, Nueva York)


2. Principales obras: 

A partir de mediados de la década de 1890, sus composiciones comenzaron a mostrar un estilo más personal. Su Primera Sinfonía tiene muchas características originales. Sus gestos brutales y su poder de expresión intransigente no tenían precedentes en la música rusa de la época. Sus ritmos flexibles, lirismo arrollador y economía estricta del material temático fueron características que mantuvo y perfeccionó en obras posteriores. Después de los tres años improductivos que siguieron a la mala recepción de la sinfonía, su estilo comenzó a desarrollarse significativamente. Comenzó a inclinarse hacia armonías suntuosas y melodías ampliamente líricas, a menudo apasionadas. Su orquestación se volvió más sutil y variada, con texturas cuidadosamente contrastadas, y su escritura en general se volvió más concisa.

Especialmente importante es el uso de acordes inusualmente espaciados para sonidos de campana: esto ocurre en muchas piezas, sobre todo en la sinfonía coral Las campanas, el Concierto para piano n.º 2, el Étude-Tableaux en mi  mayor (op. 33, n.º 7) y el Preludio en si menor (op. 32, n.º 10).

Rajmáninov escribió cinco obras para piano y orquesta: Rapsodia sobre un tema de Paganini y cuatro conciertos, de los que el Segundo (op. 18, 1900-1901) y el Tercero (op. 30, 1909) son los más populares. También compuso una serie de obras sólo para orquesta, como las tres sinfonías: la Primera en re menor, op. 13 (1895), la Segunda en mi menor, op. 27 (1907) y la Tercera en la menor, op. 44 (1935-1936). Otras obras orquestales incluyen La roca (op. 7), Caprice Bohémien (op. 12), La isla de los muertos (op. 29) y Danzas sinfónicas (op. 45).

(Serguéi Rajmáninov con una partitura para piano, entre 1915 y 1920)

Escribió dos importantes obras corales a capela: la Liturgia de San Juan Crisóstomo y Las vísperas. Otras obras corales incluyen una sinfonía coral, Las campanas; la Cantata de primavera; las Tres canciones rusas y uno de los primeros Concierto para coro.

Las obras para piano solo incluyen 24 preludios que atraviesan las 24 tonalidades mayores y menores; Preludio en do sostenido menor (op. 3, n.º 2) de Morceaux de fantaisie (op. 3); 10 Preludios, op. 23; y 13 Preludios, op. 32. Especialmente exigentes son los dos conjuntos de Études-Tableaux, op. 33 y 39. También compuso los Six Moments Musicaux (op. 16), las Variaciones sobre un tema de Chopin (op. 22) y las Variaciones sobre un tema de Corelli (op. 42).

Completó tres óperas en un acto: Aleko (1892), El caballero avaro (1903) y Francesca da Rimini (1904). Su música de cámara incluye dos tríos para piano, ambos llamados Trio Elégiaque (n.º 1 y n.º 2, este último es un tributo conmemorativo a Chaikovski) y una Sonata para violonchelo.

(Serguéi Rajmáninov sentado frente a su piano Steinway)

También compuso muchas canciones para voz y piano, con textos de Alekséi Nikoláyevich Tolstói, Aleksandr Pushkin, Johann Wolfgang von Goethe, Percy Bysshe Shelley, Victor Hugo y Antón Chéjov, entre otros. Entre sus canciones más populares se encuentra la pieza sin texto «Vocalise», la última de sus 14 Romances.


3. Legado e importancia:

Considerado como uno de los últimos grandes compositores posrománticos europeos y considerado uno de los pianistas más influyentes del siglo xx.

Serguéi Rajmáninov se encontraba entre los mejores pianistas de su época, junto con Leopold Godowsky, Ignaz Friedman, Moriz Rosenthal, Artur Schnabel, Josef Lhévinne, Ferruccio Busoni y Józef Hofmann, y era famoso por poseer una técnica limpia y virtuosa. Su interpretación estuvo marcada por la precisión, el impulso rítmico, el notable uso del staccato y la capacidad de mantener la claridad al tocar obras con texturas complejas. Aplicó estas cualidades en la música de Frédéric Chopin, incluida la Sonata para piano en si bemol menor.

Su repertorio, a excepción de sus propias obras, consistió principalmente en obras virtuosas estándar del siglo xix además de música de Johann Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven, Aleksandr Borodín, Claude Debussy, Edvard Grieg, Franz Liszt, Felix Mendelssohn, Wolfgang Amadeus Mozart, Franz Schubert, Robert Schumann y Piotr Ilich Chaikovski.

(Un anuncio de marzo de 1921 de Victor Talking Machine Company)

Tenía unas manos extremadamente grandes, con las que podía maniobrar fácilmente a través de las configuraciones de cuerdas más complejas.​ Su técnica de mano izquierda era inusualmente poderosa. Su interpretación estuvo marcada por la definición —donde la interpretación de otros pianistas se volvía borrosa por el uso excesivo del pedal o deficiencias en la técnica de los dedos—, las texturas de Rajmáninov siempre fueron claras como el cristal. Rajmáninov también poseía una memoria insólita, una que le ayudaría a ponerse en una buena posición cuando tuviera que aprender el repertorio de piano estándar como un exiliado de 45 años. Podía escuchar una pieza musical, incluso una sinfonía, y luego reproducirla al día siguiente, al año siguiente o una década después.

El Conservatorio Rachmaninoff de París (fundado en 1923 y del que el compositor fue el primer presidente honorífico),​ así como calles en Veliki Nóvgorod y Tambov, llevan el nombre del compositor. En 1986, el Conservatorio de Moscú le dedicó una sala de conciertos en sus instalaciones, el Salón Rajmáninov, que consta de 252 asientos. En 1999, se erigió en Moscú el Monumento a Serguéi Rajmáninov y el 14 de junio de 2009, se inauguró otro monumento en su honor en Veliki Nóvgorod, cerca de su lugar de nacimiento

(Monumento a Serguéi Rajmáninov erigido en Moscú en 1999)


4. Entrevistas y videos:

A continuación compartiremos algunas de las obras más destacadas del artista:

* Piano Concierto no.2 op.18


* Rapsodia sobre un tema de Paganini


* Las Campanas (Presto)


* Preludio en sol menor


Fuente: Wikipedia.